sábado, 6 de septiembre de 2014

10 años después...

Todos en algún momento de nuestra vida nos hemos parado a pensar en nuestro futuro, en cómo será nuestra vida dentro de determinados años. Esto no es algo que esté acostumbrada a hacer, prefiero vivir el presente, preocuparme por lo que está pasando ahora, disfrutar el momento y ya pasará lo que deba pasar. 

Cuando tienes hijos la cosa cambia. Te das cuenta de que el tiempo vuela y los años pasan como días. En un simple parpadeo han pasado varios años y casi ni te has enterado. Siempre se me ha pasado el tiempo relativamente rápido pero desde que tengo a Judith os aseguro que el tiempo vuela, tengo la sensación de que voy a cámara rápida en mi vida y sin darme cuenta ella va sumando años y años y yo me pregunto ¿qué será de nosotros?

10 años no es demasiado tiempo pero para una niña de 4 años es una eternidad. Ella tendrá ya 14 añazos, estará en plena adolescencia y yo espero saber llevarlo bien. Sólo de pensar en esa etapa me da miedo jajaja Nuestro futuro bebé tendrá casi 10 años, y si he conseguido convencer a papi habrá un tercer hijo con unos 4-5 años. 
Llevaré ya 19 años con Fran, ¡¡19 AÑOS!! Casi dos décadas juntos, soportándonos mutuamente jajaja Parece mentira... Nuestra relación espero que siga yendo tan bien como ahora, que sigamos queriéndonos tanto y compartiendo juntos la vida como hemos hecho hasta ahora.
Nuestros perros tendrán ya 10 años, ya no serán estos cachorros tan juguetones y a veces pesados que no nos dejan tranquilos ni un segundo. Se habrán criado con nuestros hijos y serán sus compañeros fieles, amigos leales de por vida.

Dentro de 10 años hará 8 años que acabé la carrera, y ojalá esté trabajando de lo que me gusta, ojalá pueda decir con la cabeza bien alta que soy abogada, que me dedico a aquello por lo que llevo luchando estos años y que soy feliz dedicándome a mi vocación. Seré lo que realmente quiero ser.

Si todo sale según como lo tengo planeado ya tendremos nuestra casa, nada de vivir de alquiler, no. Ya tendríamos NUESTRA CASA. Aquella elegida por nosotros con ilusión, decorada hasta el último rincón por nosotros, la casa donde envejeceremos, donde veamos a nuestros hijos crecer y donde vendrán a visitarnos nuestros nietos. Quizás bisnietos también, quién sabe. 

La relación con mi familia espero que siga siendo tan buena como hasta ahora, lucharé para que asi sea. Son un pilar muy importante en mi vida y por nada del mundo quiero perderlos. Les debo demasiado, sin ellos no sería quien soy.

Si dentro de 10 años no se cumplen todas las cosas que hoy os digo, me dará igual...Simplemente pido seguir siendo feliz, que la vida me siga yendo bien, que la gente a la que quiero y yo sigamos teniendo salud, que mis hijos sean personas buenas, y que la vida nos sonría. Si solo eso se cumple no hará falta nada más. Podré sentirme muy afortunada.



6 comentarios:

  1. Escribes super bien Lorena*-* te adoro :3 si respondes muero<3

    ResponderEliminar
  2. No me imagino la velocidad del tiempo de como puede correr tan rápido, en este tiempo me he dado cuenta, de lo joven que soy ya mismo me hago anciana, eso que tengo un año menos que tú lorena :$
    No me imagino donde nos veremos todos, dentro de tantos años.. Lo importante es disfrutar del ahora y ser feliz.
    Besitos de corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí...El tiempo pasa demasiado rápido, desde que soy madre me doy cuenta. Ojalá pudiéramos disfrutar de cada momento un poco más.

      Un besito!

      Eliminar